domingo, 18 de septiembre de 2016

Violencia y sociedad

Por ANULFO MATEO PÉREZ

La violencia continúa siendo un fenómeno preocupante en todo el planeta, y en particular en la sociedad dominicana donde se ha incrementado de forma inusitada, lo que debe ser estudiada por los expertos y al Estado a reducirla, ya que afecta a todos, sobre todo a los sectores más empobrecidos.

La conducta violenta es una expresión descontrolada de la agresividad innata del ser humano y de otras especies inferiores en la escala animal, mediada por un aprendizaje culturizado en su entorno desde la niñez.

Martín H. Teicher, de la facultad de Medicina de Harvad, afirma que el maltrato infantil "desencadena una cascada de procesos moleculares" que incrementa la agresividad hasta alcanzar la edad adulta.

No obstante, la repercusión de la violencia en la familia y en la sociedad debe considerarse en el contexto biopsicosocial; en sus causas socioculturales, económicas, políticas, históricas, religiosas, entre otras.

El fenómeno lo generan la exclusión social y económica, analfabetismo, desempleo, marginalidad e inseguridad social, insalubridad y autoritarismo. Todas son en sí mismas expresiones de la violencia.

El problema es grave. El doctor Roberto Briceño-León en un evento del CLACSO informaba, que para el 2001 morían de forma violenta en América Latina unas 5 mil personas, y ahora ese mal se ha multiplicado.

A esa vorágine se le suma en las últimas décadas, el incremento del narcotráfico y consumo de drogas, así como la ostentación de riquezas fruto de la corrupción, sobre todo la entronizada en el estado.


El experto español José Sanmartín sostiene que la exclusión social multiplica por cuatro el riesgo de la violencia individual y colectiva. Una advertencia a los que detentan el poder en la República Dominicana.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Los médicos jubilados del SNS

Por ANULFO MATEO PÉREZ

Los médicos jubilados no están presentando ningún síntoma vinculado al “institucionalismo”, como afirmara el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Nelson Rodríguez Monegro, cuando aseguró que el 99 % padece de cierto nivel de ansiedad “porque no estaba preparado para el retiro” de los hospitales.

La verdad no es esa; se trata de que los médicos están inconformes porque el retiro no fue planificado por las autoridades, dejando en muchos casos los puestos sin relevo y a miles de enfermos a la deriva.   

Quienes están ansiosos son esos pacientes y sus familiares cuando acuden a los centros de salud y conocen la noticia de que sus médicos ya no estarán prestándoles sus atenciones, sin tener a quien acudir.

Eso es lo que motiva que el funcionario declare que los jubilados podrían seguir laborando de forma honorífica, llenando el vacío, y evitándoles así la supuesta “ansiedad” tras su dilatada misión profesional.

Fue tan impetuosa la medida oficial, que los médicos que pasaron a retiro se enteraron no por la vía institucional, sino por los medios de comunicación o por una lista que circulaba entre el personal de salud.

Hay muchos casos de especialistas que no contaban con ayudantes, y las plazas que dejan vacantes no fueron previamente puestas a concurso para que sus pacientes continúen recibiendo los servicios.

Lo correcto hubiera sido que las autoridades consultaran con los directores de hospitales y los futuros jubilados la situación de sus áreas de trabajo, y así evitar la incertidumbre de los que demandan atención.

Lo que ha movido a esa jubilación masiva, sin mediar palabras con directores de centros de salud ni afectados, es el de provocar un impacto político y desactivar la lucha del personal profesional hospitalario.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Golpes blandos made in USA

Por ANULFO MATEO PÉREZ

La derecha latinoamericana continúa en auge con la destitución de la presidenta Dilma Rousseff en Brasil y la movilización de sus adeptos el pasado jueves en Venezuela contra la estabilidad del gobierno de Nicolás Maduro, donde en uno y otro hecho es inocultable la mano peluda del imperio estadounidense.  

Les anteceden los fallidos golpes de Estado contra Hugo Chávez en Venezuela (2002) y Rafael Correa en Ecuador (2010); exitosos, contra Manuel Zelaya en Honduras (2009) y Fernando Lugo en Paraguay (2012).

El golpe de Estado militar ha sido sustituido por el “golpe blando”, que consiste en derrocar gobiernos democráticos mediante técnicas “suaves”, falsamente institucionales, y guerra mediática a gran escala.   

El “golpe de Estado blando” fue cuidadosamente elaborado por los Think tanks (tanques pensantes) estadounidenses, entre ellos el destacado politólogo Gene Sharp, al servicio de la CIA durante largos años.

La técnica consiste en cabalgamiento de conflictos y denuncias de corrupción a través de los medios corporativos; promoción del desabastecimiento y la criminalidad, el descontento, y la manipulación del dólar.

De eso se trató el 'impeachement' auspiciado por EE.UU. y el "golpe de Estado blando” contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff, y las conspiraciones contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. 

Estados Unidos mediante “golpes cruentos” derrocó a Jacobo Árbenz en Guatemala; Juan Bosch en nuestro país; a Salvador Allende en Chile; asesinó a Jaime Roldós en Ecuador y a Omar Torrijos en Panamá.

Antes había instalado la dictadura de Trujillo en nuestra patria; la de Juan Vicente Gómez en Venezuela; a Carlos Castillo Armas en Guatemala; Batista en Cuba; Duvalier en Haití, entre otros conocidos verdugos.


domingo, 28 de agosto de 2016

Élite económica y poder político

Por ANULFO MATEO PÉREZ

I

Tras el ajusticiamiento del tirano Rafael L. Trujillo Molina (30 de mayo, 1961) y la caída estrepitosa de la dictadura, salieron a escena los actores políticos, sociales y económicos en lucha por la supremacía en el Estado, resultando el frente oligárquico con el control absoluto de las estructuras de poder.

Los intentos en 1962 por enrumbar el país hacia una democracia liberal, con la elección de Juan Bosch y la adopción de una Constitución de igual contenido, naufragaron ante el poder oligárquico-imperialista.

El golpe de Estado contra Bosch por los representantes del status quo, que antes habían derrocado la tiranía trujillista, estructuraron su poder sobre la base de los remanentes del viejo régimen unipersonal.

La respuesta político-militar de las fuerzas liberales y revolucionarias contra el gobierno de facto de Donald Reid Cabral, irrumpió en abril de 1965 por el retorno de Bosch a la presidencia de la República.

Con la Operación Power Pack, que contó con 42 mil marines y la 82ª División Aerotransportada del Ejército, los EE.UU. impedían por la fuerza que se estableciera esta vez un gobierno democrático popular.

De ahí en adelante, la lucha entre el conservadurismo-status quo y las fuerzas partidarias de los cambios estructurales de la sociedad, han encontrado el valladar del poder imperial y una burguesía parasitaria.

En una alianza de mezquinos intereses, la élite económica representada en unas pocas familias y el capital transnacional, se han ido apropiando de las riquezas del país, incluidas las empresas estatales.


Hoy se han expandido y diversificado sus distintos ejes de acumulación y han logrado mayor permeabilidad del Estado a sus intereses y a los de la élite de una pequeña burguesía trepadora gansterizada.    

II

La burguesía dio un salto importante cuando derrocada la dictadura trujillista, tomó las riendas del poder y con este la apropiación de las empresas públicas, usando la coerción del Estado para imponer la “paz social” en el país, frenando así la lucha reivindicativa de los distintos sectores organizados.

La burguesía no pudo engullirse de un tajo todas las propiedades heredadas de la tiranía, porque Joaquín Balaguer para gobernar no sólo se apoyaba en el aparato militar trujillista, sino también en ellas.

El ciclo es completado cuando el dictador ilustrado traspasa el poder político al PLD, aplicando el programa neoliberal para endosar las propiedades del Estado a esa burguesía y al capital transnacional.

Los recursos públicos han sido la fuente del enriquecimiento galopante de la cúpula que dirige al PLD, en una alianza de gran calado con las familias que por tradición han constituido el mayor poder económico.

Para fortalecer y mantener su control absoluto, el peledeismo ha transmutado los sindicatos y federaciones en corporaciones, enriqueciendo de forma ilícita a los dirigentes, a su propia imagen y semejanza.

Una parte de los gremios y movimientos los ha debilitado con el mismo mecanismo usado contra los sindicatos, reprimiendo a su base y envileciendo a los dirigentes con dádivas y privilegios irritantes.

La resistencia del pueblo dominicano, la lucha política y militar por darse una democracia verdadera, el sacrificio de héroes y mártires, han sido aprovechados por el PLD a su favor para imponer sus dominios.

En cada ciclo histórico, se ha impuesto el poder unipersonal y el descuartizamiento de la res-pública para beneficio de los poderosos, mientras se ofrece siempre poco pan y mucho circo al pueblo empobrecido.

sábado, 13 de agosto de 2016

El gatopardismo

Añadir leyenda
Por ANULFO MATEO PÉREZ

Por lo que es la tradición política y partiendo de la afirmación del presidente Danilo Medina, en los próximos cuatro años de gobierno vendrán los cambios, "cambiar todo para que nada cambie", acompañados de una mayor centralización del poder y la definitiva hegemonía de su grupo a lo interno del PLD.

El desplazamiento del reducto de funcionarios que aún les son fieles a Leonel Fernández será poco a poco sustituido por danilistas, hasta dar el “jaque mate” al “rey”, al león, que se echará a lamer sus heridas.

Las primeras sustituciones en el tren gubernamental marcarán el norte que seguirán los pasos del presidente Medina, que será una gestión cargada de “realizaciones” para el “vuelve y vuelve” en el año 2020.

La “espada de Damocles” pende del techo sobre la cabeza de Fernández, desde que don Quirino regresó reclamando a través de los medios de comunicación el pago de una vieja deuda que no tenía factura.

La punta de la afilada arma se mantiene colgando y apuntando sobre la misma “cabeza impía”, atada por un único pelo de crin de caballo, que el leonelismo espera sea lo suficientemente resistente.

Luego de don Quirino I, siguió Félix I. Ahora, los avioncitos I. La PEPCA decidió mover la coctelera de los Súper Tucano, con un “tránquenlos a todos e interróguenlos”, una especie de “tiki mani”, "manos arriba”.

Pero las cosas no pasarán de ahí, porque no se puede mover demasiado el bendito altar; ya todos sabemos por qué. El propósito es demostrarles a sus adversarios que el león no es tan fiero como lo pintan.  

Y si todos se portan bien, incluida la oposición, la espada puede ser bajada y envainada, para realizar los cambios tranquilos, con Danilo, tras los hábiles arreglos de don Calogero y colegas el pasado 15 de mayo.